domingo, 2 de noviembre de 2008

Homenaje a Pastor José Guerra (Q.E.P.D)

Este viernes, coincidiendo con el feriado del Dia del Pueblo Evangélico, se realizó la despedida de los restos mortales de nuestro amado Pastor José Guerra (Q.E.P.D.), el fiel siervo de Dios, era uno de los pastores más antiguos de nuestra iglesia.
La Iglesia de Playa Ancha se adhiere al dolor que siente la familia y congregación de la Iglesia Pentecostal de Chile de Renca, pues nos une la gracia divina que por misericordia de Dios ha sido derramada sobre nosotros, oramos para que con prontitud el consuelo de Dios venga a sus corazones y puedan pasar este momento muy dificil.

Hemos querido en forma de homenaje al trabajo dedicado por nuestro Pastor Guerra en la obra de Dios, incluir en nuestro blog el testimonio que escribió en el libro "En tierra extraña, itinerario del pueblo evangélico" editado el año 1988. A continuación un fragmento del capitulo escrito por él.

"...En un momento dado vino el Señor a mi vida, sentí un poder tan grande,
tan fuerte, creo que aun al ser yo creyente, creo que
fue el momento cuando tuve el encuentro con el Señor. Dancé
mucho, mi mantita, vieja, mis "chalailas", no sé cuánto tuve que
danzar, como me sujeté en las bancas para no hacerlo, yo tenía
mucha fuerza pero me sujeté en las bancas tan fuerte que se me
cansaron las manos y no pude hacerlo, tuve que danzar al Señor
y eso creo que fue un encuentro maravilloso, aparte de todo lo
creyente que yo era, la fe que yo tenía así como lo del pájaro y
otras cosas; pero ése creo que fue el encuentro con el Señor..."


"...yo iba allá al paradero 17 de la calle Santa
Rosa a las reuniones, tenía un pastor amigo allá y me iba a pie
a Renca. Un día vino un hermano a verme, a saludarme, y en
Renca no es mucho lo que hay que ofrecer, siempre lo llevaba
para el cerro y lo único -al subir unos doscientos, trescientos
metros- que podía decirle: "Mire los que están allá abajo son más
chicos que nosotros". Hay un monolito ahí, no sé cuál será el sentido,
todavía estoy buscando qué razón tiene ese monolito; estábamos
orando al Señor y ahí el Señor me tocó, a los dos nos tocó
fuertemente, entonces tuve que decirle al Señor: "Señor, ¿qué
quieres de mí?, ¿tienes algo para mí aquí?" y El me dijo ques sí,
que tenía mucho para mí. Y en ese momento empezamos a buscar
una piececita para arrendar y empezar a predicar; empezamos
a predicar en una piececita chica, solamente con mi familia, cero
peso, cero persona, esto fue la partida, digamos como pastor, el
Señor me tocó en el cerro y de ahí partí..."


(para hacer la descarga del capítulo completo del libro; solo hacer click en el link Biografia Pastor J. Guerra en la sección descarga de libros, en el costado superior de la página, y luego seguir instrucciones, flecha roja)